El arte de la gastronomía con los niños

La hora de comer, la rutina y el arte de la gastronomía cuando estás de vacaciones

Los cambios de rutina suelen afectar a los más pequeños, si lo piensas hasta un cambio de silla en la mesa a la hora de comer, suele distorsionar un poco su rutina, no todos los niños pero si algunos, obsérvalos y ve como reaccionan.

Cuando vamos de viaje nos enfrentamos a nuevos sabores, nuevas formas de servir la comida, incluso nuevas tradiciones y horarios, si eres de los padres que te gustaría fomentar en tus hijos la cultura de la gastronomía, ya que cada lugar tiene su encanto y tradiciones que es agradable asociar y recordar platillos con el nombre de un país o una ciudad, lo mejor que puedes hacer es no presionarles a probar, respetar su ritmo sin embargo predicar con el ejemplo, probar de todo cuando estés con ellos y si algo no te gusta, puedes decir “por el momento no me gusta” ya que nuestros gustos van cambiando y a lo mejor en unos años algo que antes no solía gustarte ahora sí, predisponer a nuestro cerebro a un “no me gusta”, es limitarlo a un pensamiento positivo de la posibilidad de probar nuevos y futuros sabores.

La comida hecha sin conservantes, ni colorantes, solo hechos con ingredientes naturales es la misión que todos los padres buscamos para ofrecer a nuestros hijos sobre todo pensando que son días que comeremos fuera todo el tiempo y es importante cuidar de su salud.

En d’Alicia ofrecemos múltiples opciones para desayunar, almorzar y merendar como si estuviéramos en casa, todo esta hecho a mano, sin conservantes,  desde desayunos ligeros como un yogur con granola y frambuesas, un zumo hecho al momento de frutas y verduras para aguantar la mañana, hasta una tostada típica andaluza del pan que más te guste, podemos sugerirte pan cristal que es una mezcla de harinas de trigo, centeno y cebada con un 100% de hidratación, es riquísimo con aceite de oliva y un café, o una nueva posibilidad de un desayuno saludable cargado de proteínas vegetales como una rebanada de pan de espelta con mantequilla de almendras o anacardos o un desayuno caprichoso de croissant con mermeladas naturales, además de la posibilidad de llevarte a casa o a tu paseo unas galletas, barritas de avena, mantequillas de frutos secos o pastelitos para el postre y si también estas celebrando tu cumpleaños o bien les apetece celebrar las vacaciones, puedes pedir un mensaje en tu tarta para compartir como en casa. Una quiche para almorzar o llevarla para cenar juntos después de un día lleno de emociones tras haber descubierto nuevos lugares.

En d’Alicia Café tienes la oportunidad de descubrir nuevos sabores que te llevarán a conectar con diferentes países como a Francia con los exquisitos croissant, frangipane, la galette des rois y las quichés;  la cramiqué de  Bélgica; el original brownie y las crujientes american cookie de Estados Unidos; el placentero apple struddel de Alemania, las tradicionales tostadas y el cafelito para desayunar de España, las auténticas tartas d’Alicia naturales, sin conservantes, ni ayudas, ni colorantes, al mismo tiempo la originalidad de seguir conservando la producción hecha a mano con mucho mimo, un arte en cada pieza, la oportunidad de disfrutar el placer natural dejándote consentir para que solo te dediques a deleitar y crear momentos, recuerdos para siempre.

¡Felices aventuras gastronómicas !

También te puede interesar el artículo de Mantequillas de frutos secos, un solo ingrediente 

Facebook
Twitter
Instagram
Pinterest
Go Top